Fuera de la ciudad

Baños termales de Chancos

Se encuentra cerca al pueblo de Marcará, localizado a 8 km al sur de Carhuaz y a 30km de Huaraz.

Es un brote de aguas bicarbonatadas, cálcicas y cloruros-sódicas, que son excelentes para mejorar la salud, especialmente de aquellos que sufren enfermedades respiratorias. Conocidos también como la “Fuente de la Juventud”, en los baños de Chancos (2,800 msnm.) hay posas, piscinas y una cueva natural. Aquí, la temperatura de las aguas oscila entre los 68° y los 72°C, donde se emplean para tratar enfermedades nerviosas y reumáticas.

Más allá de sus propiedades curativas, esta zona es de gran belleza paisajística, destacando la preciosa vista de las cumbres nevadas del Hualcán y el Copa, dos de las montañas de la cordillera Blanca.

Centro arqueológico de Honkopampa

Se encuentra muy cerca del pueblo de Taricá (11 kilómetros) y visitarlo es bastante sencillo, puesto que está al lado de la carretera.

Si bien los investigadores no se ponen de acuerdo sobre el origen de este complejo arqueológico, en lo que  coinciden es en considerarlo como el más significativo de toda la provincia. De muros sencillos, Honkopampa (3,450 msnm.) habría sido el asentamiento de una cultura prehispánica local, conocida como Recuay. Sin embargo, otras versiones refieren que fue erigido por los wari, considerado como el primer imperio del mundo andino y cuyo lugar de origen fue las alturas ayacuchanas.

Cañón del Pato

Se encuentra a 25 kilómetros al norte de Caraz, entre los 1,400 y los 1,850 msnm.

Este espectacular accidente geográfico de 15 metros de ancho y aproximadamente mil metros de profundidad, las aguas del caudaloso río Santa  nace en la laguna Conococha y desemboca en el Pacífico discurren entre las paredes de la cordilleras Negra y Blanca, las cuales encuentran aquí su máximo grado de acercamiento.

Para aprovechar las fuerzas de las aguas se ha construido la central hidroeléctrica del Cañón del Pato, que abastece a casi toda la zona norte del Perú. Además, la carretera que circunda esta zona de honduras e inmensas paredes rocosas, presenta numerosos túneles que le dan un toque de misterio al viaje.

Bosque de piedras HatunMachay

Se encuentra a la altura del kilómetro 138 de la carretera Pativilca Huaraz. En este punto, cercano a la laguna de Conococha, se inicia el desvío que conduce a HatunMachay (9 kilómetros).

Las esculturas gigantescas de roca que el viento ha cincelado en este mágico bosque de piedras, se yerguen imponentes y retadoras sobre las altura de Recuay. Localizado a 4,200 msnm, HatunMachay es un paraíso para los cultores de la escalada en roca (hay decenas de rutas para principiantes y expertos), entre otras actividades aventureras, como el ciclismo de montaña y el trekking.

En esta zona, cuyo nombre en español significa Cueva Grande, hay pinturas rupestres y petroglifos zoomorfos y antropomorfos, que remiten al visitante a los albores de la civilización andina.

Laguna de Querococha

Se encuentra a 57 kilómetros al sureste de Huaraz.

Un sorprendente espejo de agua a 3,980 msnm. En la carretera que conduce al complejo arqueológico de Chavín (provincia de Huari). En sus riberas hay un pequeño muelle, donde varios botecitos están preparados para surcar sus aguas, en serenos paseos turísticos.
Desde la laguna se aprecian los nevados de Yanamarey y Pucaraju, un auténtico lujo paisajístico que el viajero no debe ignorar.

Laguna de Churup

Se ubica a 28 km al este de Huaraz (1 hora y 30 minutos en auto), se llega hasta la localidad de pitec desde allí se camina por unas 2 horas más.

La laguna esta rodeado de quenuales, quisuares e ichu, en los alrededores se puede observar especies típicas de la fauna andina como vizcacha, gatos monteses y diversas especies de aves, como los patos silvestres.

Restos Arqueológicos de Tumshucaico

Se encuentra a un 1 kilómetro de Caraz (5 minutos en auto y 20 a pie).

Es un complejo arqueológico preincaico, erigido en el año 1800 a.C., aproximadamente. Aquí se conservan vestigios de galerías y paredes de piedras labradas, las cuales provendrían de una cantera de la zona. Desde este punto se puede apreciar la figura de una Llama enclavada en la cordillera blanca,un capricho de la naturaleza.

Laguna Parón

Se ubica a 32 kilómetros de Caraz.

Es el mayor espejo de agua de toda la cordillera Blanca y la reserva de agua dulce más grande del Callejón de Huaylas. Ubicada a los pies del nevado Paria, tiene una profundidad de 76 metros y 55 millones de metros cúbicos de agua.
Impresionante y rodeada de una geografía espectacular, desde esta laguna a 4 ,185 MSNM, es posible observar a los nevados Artesonraju (6,025 metros de altura), Pirámide de Garcilaso (5,885 metros de altura.) y la pared oeste del Chacraraju (6,112 metros de altura).

Restos arqueológicos de Pueblo Viejo

Se encuentra a 5 kilómetros al nor este de Recuay.
Interesante complejo arqueológico que fuera reportado en 1533 por los españoles Hernando Pizarro y Miguel de Estere, quienes lo llamaron Sucorrecuay. Algunos investigadores, como Henry Tantaleán y Carmen Pérez Maestro, consideran que Pueblo Viejo (3,500 msnm). Juega un rol determinante en el sistema de afianzamiento, administración, control y secularización Inca.

Según refieren en su trabajo Pueblo Viejo fue un Centro Administrativo Inca en el Callejón de Huaylas, este vestigio arqueológico está organizado sobre la base de espacios muy grandes de planta trapezoidal, semejantes a Plazas que, a su vez, están subdivididas por otros edificios como Kanchas, Kallankas, etc. y áreas libres de construcciones.

Cueva de Guitarreros

Localizado a 45 kilómetros al Norte de Huaraz en el  distrito de Shupluy, provincia de Yungay, el arqueólogo Thomas Lynch, de la Universidad Estadounidense de Cornel, descubrió en 1969 vestigios de frijoles, pallares, ajíes y otros vegetales que, según las investigaciones realizadas, tendrían una antigüedad mayor a los 8 mil años.

Desde entonces, el hombre de Guitarreros es considerado como el horticultor más antiguo de América. Para visitar este rincón  prehistórica, hay que realizar una caminata de tres kilómetros desde el poblado de Shupluy (1 hora y media a pie)

Gruta San Patricio

Localizada en la base del cerro Jerusalén, cerca de la plaza de Armas de Recuay.
Sus galerías subterráneas y las extrañas formaciones rocosas de su interior como estalactitas y estalacmitas, no sólo generan admiración, sino varios mitos y leyendas que se mantienen vigentes en la memoria colectiva de Recuay. Se afirma que en su interior eran recluidos delincuentes y gentes de mal vivir.

Se cree, también que sus sombríos y húmedos pasadizos conducen hasta la costa y que en su interior habita un gallo de oro.

Laguna Conococha

Se encuentra a 327 kilómetros de Lima y a 90 kilómetros al sur de Huaraz, la capital regional.

Laguna Conococha, es la cabecera del río Santa, el cauce que con su serpenteante discurrir de casi 200 kilómetros (corre hacia el norte y desemboca en el Pacífico), da vida a los campos y a los pueblos del Callejón de Huaylas.

La laguna se encuentra al sur oeste de las Pampas Lama Alto, en un entorno geográfico en el que predominan los cerros Quemahuanca y Shiushapunto. Localizada a 4,300 msnm,  presenta poco profundidad (4,5 metros), incluso en la temporada lluviosa. Esta laguna es el hábitat de numerosas especies de flora y fauna, siendo las aves las más representativas, al haberse registrado 45 especies y 17 familias.

Laguna Purhuay

Se encuentra ubicado a 15 km aprox. de la Provincia Huari,   donde se distingue una hermosa y reluciente Laguna conocida como Purhuay.
Tiene la forma semejante a la de una mujer recostada sobre el campo, en sus orillas crece la bellísima flor del “Huagangu” que se dice aparecer solamente el primero de mayo y que las jóvenes  mujeres casaderas tratan de conquistarla por ser la flor de la felicidad y la fortuna, pues es tradicional que todos que la cogen reciben el primero de la buena fortuna.

Cuenta la leyenda que en la primitiva población de Huari, vivía una familia de numerosos hijos  cuyos padres pasaban  sus dias recogiendo leña alrededor de la laguna de Purhuay.El padre vio muy enfermo a uno de sus hijo y para enfrentar los gastos  de la curación se vio en la necesidad de ir a la laguna a recoger leña para venderla en la población, pero tuvo mala suerte que ni siquiera tuvo dinero para regresar a su casa,  se quedo en la laguna, cuando la noche le sorprendió, triste y pensativo  se puso a chacchar su coca y se sorprendió que su coca  le parecía rara que en vez de que sea amarga le parecía agradable y dulce. Y después se quedo dormido, y cuando se despertó miro asustado porque una mujer estaba a su frente  mirándolo y quiso huir  de ese fantasma y ella lo agarro de los brazos y lo internó dentro de la laguna allí dentro estaba de lujos, la mujer saco  una bolsa y se la puso sobre sus manos del leñador, esto es tu regalo, ahora anda y soluciona tu problema, el leñador nunca pensó volver a la laguna.

Nevado Alpamayo

Una pirámide de hielo de 5,947 metros de altura. Imponente, soberbia y excesivamente hermosa, tanto, que en un concurso internacional realizado en Múnich, Alemania, la eligieron como la montaña más bella de todo el planeta.

Es la montaña más septentrional de la Cordillera Blanca y, a pesar de su grandeza, es de menor tamaño que los nevados vecinos. Y si bien su nombre no hace referencia alguna a su incomparable lindura (Alpamayo significa río barroso en español), viajeros y escaladores de todo el mundo, anhelan pisar sus faldas de nieve y contemplarlo a plenitud. El ascenso a su cara suroeste demora aproximadamente 7 días.

Nevado Huascarán

Los 6768 metros de altura del pico sur, lo convierten en la cumbre más alta del Perú, la segunda de Sudamérica y la montaña tropical de mayor altitud de todo el planeta. Localizada a 21 kilómetros al sureste de Yungay, este grandioso apu (montaña sagrada) tiene su origen en la era terciaria.

Espléndida e inspiradora, las dos cumbres del Huascarán se presentan como una invitación a la aventura, para los andinistas y escaladores. Su pico norte (la más pequeña con 6,665 metros), fue conquistado por vez primera en 1908, mientras que Bernardo y Borchers coronaron su pico sur en 1932.

Las expediciones al apuHuascarán comienzan en el pueblo de Musho, con una caminata de 3 días hasta el glaciar Raimondi, punto utilizado como campamento. En total, la travesía dura entre 7 y 8 días, dependiendo de las condiciones climatológicas.
Este magnífico nevado es el atractivo principal del Parque Nacional Huascarán, un área protegida de 340 mil hectáreas, en la que se busca preservar la riqueza  de esta región del Perú.

Nevado Huandoy

Es otra de las montañas de ensueño de la Cordillera Blanca. Presenta cuatro picos que parecieran formar un fogón, por lo que los antiguos peruanos lo conocieron como Tullparaju, palabra que deriva de los vocablos quechuas: tullpa (fogón de piedra) y raju (hielo), lo que podría interpretarse como “fogón de piedras en el hielo” o “montaña de hielo en forma de fogón”.

Localizado al norte del Huascarán, su cumbre mayor alcanza los 6,395 metros. Por su cercanía a la mayor montaña del país, una leyenda refiere que ambos apus fueron en realidad una princesa llamada Huandy y el soldado Huascar, convertidos en nevados por el dios de los Huaylas. Al Huandoy se accede por la quebrada de Llanganuco.